Homosexualidad y esperanza

Un cristiano saliendo de la homosexualidad

domingo, diciembre 18, 2005

El mar y yo

He estado dos días en la costa.
El mar y su inmensidad es de las cosas que más me recuerdan a Dios.
Pues bien, esta mañana, temprano, cuando el sol se reflejaba bellísimo en el agua, en una playa donde no había nadie más que yo, he pensado:
A los ojos de Dios, el mar, a mi lado, no es nada. Porque yo llevo la imagen de Dios. Y el mar no. Aunque el mar sea precioso y yo un miserable.
Y me he acercado a la orilla, y le he lanzado una piedra mientras pensaba "te jodes, cabrón". :)
Señor, eres fantástico.
Gracias a todos los que os habéis preocupado por mí.
Hoy volvemos a empezar.

|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Ver estadísticas