Homosexualidad y esperanza

Un cristiano saliendo de la homosexualidad

sábado, diciembre 31, 2005

La soledad era esto

Hoy es el último día del año. Todos se están afanando por preparar la cena. Yo creo que este año no iré a ningún sitio. Me da pereza coger el coche. Quizá es que me estoy haciendo mayor, porque los otros años, no me importaba. En fín, como es por pereza, no me da mal rollo quedarme en casa.
Mientras me tomo un café con un amigo, me habla de M, que le acaba de llamar para decirle que no quiere ir a la cena de Nochevieja. M tiene 33 años, y está sólo porque cortó con su novia de toda la vida hace años, y no ha logrado rehacerse. M esá sólo: sus amigos, sus hermanos, están casados y tienen o esperan hijos. A M no le gustan estas fechas porque le hacen más patente que está sólo. A mí, la soledad de M me da mucha pena, porque la mía, de alguna forma, es una soledad elegida, mientras que la suya es una soledad impuesta, que le cae encima cada mañana, que no entiende ni acepta.
Por esto, M está doblemente solo, porque para él, la soledad es la constatación del fracaso de su proyecto vital.
Hoy, cuando vaya a misa para despedir el año, me acordaré de M, y de todos los sólos y solas que hay por ahí. Y le pediré al Señor, que también estuvo sólo, que nos ayude a descubrirle cerca.

FELIZ FELIZ AÑO NUEVO A TODOS LOS QUE EN ESTE BLOG ME ACOMPAÑAIS

|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Ver estadísticas