Homosexualidad y esperanza

Un cristiano saliendo de la homosexualidad

domingo, enero 29, 2006

Perdón por el retraso

Hace casi un mes desde mi último post.
No había entrado en el blog desde entonces. Soy un posponedor, como dije en uno de los posts anteriores.
Mi sorpresa ha sido decubrir que aquí han seguido viniendo algunos amigos, que no han encontrado respuesta de mi parte.
También ha venido algún fascista. Bueno, era de esperar. Es su tiempo aún.
¿Qué me ha pasado?
He pasado un tiempecito en el infierno. O sea: noches enteras sin dormir, días enteros durmiendo, mentiras, dejadz por todas partes...deterioro, en fin.
No todo ha sido negativo, la verdad.
Una cosa he descubierto: llevo en este blog una de las taras que aparecen en el resto de mi vida: el deseo de agradar, de afirmarme en la aceptación de los demás. Nace de una profunda inseguridad. Y me hace vivir fuera de mí mismo.
En este blog también he vivido esto: el deseo de que hubiera muchas visitas o comentarios.
Lo cierto es que el hecho de que me lea una sóla persona, es, de por sí, suficiente alegría. En lo sucesivo voy a intentar vivir de forma más independiente del éxito o fracaso de esta paginita.
Así que: gracias, de nuevo a los más fieles. Habéis sido más importantes de lo que parece.

lunes, enero 02, 2006

Empezamos bien

Lo que hice el uno de enero:
1.-Desayunar.
2.-Fui a misa, muy contento
3.-Lavar el coche
4.-Comer con la familia. Ni una discusión
5.-Ir al cine a ver Las Crónicas de Narnia. Muy interesante por el trasfondo cristiano, pero, la verdad, un pelín infantil para mí. Me quedo con el Señor de los anillos.
6.-Cenar con unos muy buenos amigos, de esos que me lo aguantan todo, hasta el malhumor y la tristeza, el silencio y el ser un arisco.

Lo que he hecho el dos de Enero:
No lo enumero. Pero he visto a dos amigos homosexuales que no veía desde hace tiempo. Uno está bronceado de UVA, con las cejas depiladas excesivamente. Mira que hay gente con mal gusto. Por cierto, ha roto con su novio (normal: las parejas gay no suelen durar, aunque hay excepciones, más de 5 años, según las estadísticas)
El otro amigo ha venido con su novio o como se llame. Llevan tres años o así juntos. Estaban bastante contentos (no saben que sólo les quedan dos años de vida común-según las estadísticas)
Me alegra verlos (también, lo confieso, me alegra constatar que el tiempo es más benévolo conmigo que con ellos--lo sé, lo sé...Pero no puedo evitarlo)

El año no empieza mal.


Ver estadísticas