Homosexualidad y esperanza

Un cristiano saliendo de la homosexualidad

jueves, mayo 18, 2006

Razonemos 2

La unión homosexual considerada como matrimonio desvirtúa y degrada el sentido de esta institución, lo hace más indeterminado en sus fines, más frágil (por la inestabilidad demostrada de las relaciones homosexuales) y lo tiende a confundir con la mera relación sexual. Con el nuevo enfoque el fin ya no son los hijos (no pueden procrear), ni el afecto (otras uniones de convivencia lo tienen pero no pueden casarse). El único común denominador diferenciado es la pulsión del atractivo sexual. Esto significa el fin del matrimonio como institución socialmente valiosa, agravada por el divorcio instantáneo por repudio recientemente aprobado. El deseo sexual se convierte por primera vez en la historia en institución. Eso es una brutalidad jurídica y social, porque sobre algo tan efímero y subjetivo no puede construirse la institución básica de la sociedad.

|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Ver estadísticas