Homosexualidad y esperanza

Un cristiano saliendo de la homosexualidad

miércoles, mayo 17, 2006

Razonemos

Como afirma el líder y ex-primer ministro socialista francés, Pierre Jospin, quien también se opone al “matrimonio homosexual”: “La humanidad no se divide entre homosexuales y heterosexuales, sino entre hombres y mujeres”. La institución socialmente valiosa e insustituible que une a ambos es el matrimonio. Su carácter único nace de la complementariedad, biológica, psíquica y emocional entre hombre y mujer, que tiene el potencial de generar descendencia y educarla. La singularidad social del matrimonio surge de su capacidad de tener y formar a la descendencia, y no de una determinada relación afectiva ni sexual, como lo constata la evidencia de que hay muchas otras relaciones dotadas de estos componentes que no merecen las atribuciones que tiene el matrimonio. Sólo es necesario leer el derecho sucesorio o el derecho de familia para constatarlo. Asimismo, el matrimonio es la única fuente primaria de capital social, el atributo colectivo que hace posible que funcionen bien las sociedades. El “matrimonio homosexual” destruye toda la construcción jurídica central de nuestra sociedad y devasta el capital social.

Tomado de E-cristians

|

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home


Ver estadísticas